Villa Regina

Deberíamos comenzar esta noticia diciendo que el proyecto para aplicar el cobro de la tasa vial en Villa Regina queda sin efecto. Pero difícilmente podemos, al menos desde nuestra mirada, poner énfasis en esto sin hacer referencia a lo que se vivió ayer en el recinto del Concejo Deliberante.

Lo que en principio iba a ser una convocatoria desde sectores principalmente productivo y comercial para plantear el rechazo a esta iniciativa del Ejecutivo municipal, con el correr de los minutos se convirtió en un caos, con violencia, mala educación y actitudes patoteriles. Dejó de ser un reclamo genuino para pasar a ser una clara expresión de las prácticas que se quieren dejar atrás.

En este sentido, consideramos que todos debemos reflexionar a partir de lo sucedido. En primer lugar lo hacemos como trabajadores de un medio de comunicación que semanalmente realiza la cobertura de las sesiones ordinarias y que a lo largo de este trabajo, en esta y en anteriores conformaciones, no hemos visto algo similar.

Es válido que tengamos nuestro posicionamiento respecto a lo que pretendía poner en discusión el oficialismo, pero lo que no es válido que incentivemos situaciones de este tipo. Siempre decimos que durante estos años el ejercicio de la profesión nos ha puesto en diferentes situaciones y hemos aprendido de ellas.

Deberán también reflexionar quienes ocupan cada una de las bancas del Concejo Deliberante. Desde el oficialismo hasta la oposición. Y en este punto creemos que la sesión de ayer marca un antes y un después en los vínculos y en las relaciones políticas y personales. ¿Cómo se podrá llegar a un consenso si se busca desacreditar al compañero a cualquier precio?

Como sociedad, la reflexión pasará por cada uno de nosotros. Pero quienes hacemos InfoRegina sostenemos que las actitudes de violencia y de agresión de ninguna manera, aunque sea una expresión trillada, nunca es el camino.