Villa Regina

La distribuidora Edersa informó esta mañana sobre una ola de robos y vandalizaciones contra instalaciones eléctricas en Regina, Cipolletti, Mainqué, Godoy y Chichinales afectando a instituciones, productores, industrias frutícolas y usuarios residenciales.

El hecho más grave se registró en la zona rural de Godoy, donde se sustrajeron alrededor de 300 metros de cable de media tensión, dejando a productores e industrias sin el servicio.

“En el área de chacras de Godoy son constantes los robos hace dos meses. Sabemos que la policía trabaja fuerte y esperamos que los buenos resultados en relación a allanamientos, incautaciones y detenciones sigan apareciendo”, explicó una alta fuente de la distribuidora eléctrica Edersa.

Los robos también se produjeron en el área rural de Mainqué, en la zona céntrica de Villa Regina y también de Chichinales, donde atacaron frente al edificio municipal.

“Se registraron varios robos en baja tensión en el centro de Regina. Es más, hubo un intento en el club Círculo Italiano, que no llegaron a concretar. De todas maneras, los delincuentes dejan los cables colgando, con el riesgo eléctrico que significa”, indicó la misma fuente de la empresa.