Villa Regina

La Defensora del Pueblo de Río Negro, Adriana Santagati, expresó su preocupación por el impacto que van a tener los aumentos tarifarios de gas y energía eléctrica, que ya están recibiendo los usuarios de la provincia, particularmente los comercios.

Ese organismo, dependiente del Poder Legislativo, participa desde el pasado 8 de enero en diversas audiencias públicas.

“Fundamentalmente nos preocupa lo que ha decidido el gobierno nacional respecto de la generación de la energía eléctrica, autorizando subas que van de 300% a 500%”, advirtió.

Agregó la funcionaria que los comercios de la provincia “están recibiendo facturas que prácticamente son impagables”.
Sobre el gas mencionó que el ENARGAS también autorizó un fuerte aumento del ingreso de ese elemento al sistema de transporte (lo que figura en las facturas como ‘cargo fijo’) de hasta 1.400%.

Informó que está trabajando, incluso dentro de la red de defensorías patagónicas porque “entendemos que es una grave vulneración y un retroceso, en materia de derechos, poner a una familia en el dilema de tener que decidir entre pagar las tarifas o los alimentos”.

Agregó, con referencia al gas, que tanto a las generadoras como a las transportadoras “se les autorizó a aplicar un índice de actualización mensual”.

“Vamos a tener quita de subsidios y nuevos cuadros tarifarios, frente a un período estacional -especialmente en la Patagonia- que va a significar un aumento en la demanda”, concluyó.