Villa Regina

Tanto la Comisaría 5° como la 35° recibieron en la noche del martes denuncias devenidas de los incidentes ocurridos al término de la apertura de las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante.
Así mismo el hospital de Villa Regina y la Clínica Central fueron receptores de consultas por diversas lesiones.

Al termino de sesión del Concejo Deliberante se produjeron diversos incidentes.

Rosa Ñanco, Secretaria General del Gremio ATE en Villa Regina, denunció que en los sucesos ocurrido al ingreso de algunas de las autoridades municipales al edificio del Concejo Deliberante, le fue lesionado uno de los dedos de su mano.
Razón por la cual se dirigió, al culminar los acontecimientos devenidos a la salida de las autoridades, al Hospital de Villa Regina para su revisión. Y posteriormente, junto con otros representantes del gremio, acudieron a la Comisaría 5° a presentar una denuncia por agresiones.

Por su parte el Presidente del Concejo Deliberante, Maximiliano Garre; junto con el Secretario de Legal y Técnica del municipio, el Dr. Juan Liberatti, acudieron a la Clinica Central, donde fueron revisados y atendidos por diversos golpes recibidos.
Siendo el de mayor importancia un cabezazo recibido por Garre, propinado por un empleado municipal con la pechera del gremio ATE, que lo llevó a caer al piso.
Tras esto se dirigieron a la Comisaría 35 para realizar una denuncia penal por las agresiones, golpe en el rostro en el caso de Garre y contusiones en las piernas en Liberatti.
No descartándose el que se proceda con un pedido de perimetral en las próximas horas.

No fueron los únicos concejales agredidos, otros, como es el caso de la edil Maria Eugenia Paillapi, también recibió agresiones verbales. Las que plantea no queden en un simple hecho, procediendo a llevar adelante la denuncia correspondiente.
Empeladas del Concejo Deliberante denunciaron a su vez que en los hechos ocurrido al ingreso de las autoridades les fueron arrojadas botellas con agua congelada.