Villa Regina

Otra nueva reunión paritaria se desarrolló esta mañana, en la que tras el anuncio de los representantes del Municipio de Villa Regina que no disponían de recursos para otorgar aumentos y que restaban reunir 60 millones para cancelar los haberes; los gremios se retiraron de la audiencia virtual, formato en el que, a pedido del ejecutivo se llevó adelante el encuentro.

Como la paritaria ultima desarrollada el pasado 29 de diciembre, fue nuevamente a pedido del municipio la plataforma zoom el medio por el que a las 10:00hs de este miércoles volvieron a reunirse con los gremios.

Un pedido del propio Intendente, Luis Albrieu, que se basó en garantizar la presencia de los representantes de poder ejecutivo municipal, considerando los antecedentes de los que ocasionalmente han sido parte de las entidades gremiales convocadas, que se han caracterizado por una significativa y peculiar violencia que ha ameritado formular las respectivas denuncias ante la justicia.
Pedido al que nuevamente accedió el Ministerio de Trabajo de Río Negro.

Por el Municipio de Villa Regina estuvieron presentes los Secretarios Patricia Lascialanda (Sec. Desarrollo Humano) y Juan Liberati (Sec. Legal, Técnica e Inspecciones). Junto con la Directora de Recursos Humanos Ayelén Morales.
Los que plantearon solo discutir paritarias. Manifestando la imposibilidad de poder ofrecer incrementos salariales, frente a la compleja situación económica de la municipalidad. Al punto que deberán recurrir a un mecanismo implementado en la recta final del mandato del ex intendente Marcelo Orazi como es la toma de descubiertos en los bancos, en este caso de 60 millones de pesos; para saldar el pago de haberes de los empleados municipales.

El no sumar al temario la no renovación de contratos y no otorgar incrementos salariales, eyecto de la audiencia virtual al gremio ATE. A los que minutos después se sumaron Soyen y UPCN.


Ingresa todo en una disyuntiva en las que muchas de las medidas habitualmente empleadas por los gremios a manera de reclamos o protestas se ven ceñidas al estar el municipio casi en su totalidad cerrado, y haber sido declaradas como esenciales algunos de los servicios que se brindan a la población. Por lo cual hasta una medida de retención de servicios o convocar a una conciliación obligatoria caen en saco roto.

En concreto, sin oferta de aumentos, sin una próxima fecha para reunirse municipio y gremios y a la espera de que logre el ejecutivo destrabar los fondos que permitan pagar sueldos; culmina el día miércoles.