Villa Regina

Desde décadas la bajada de los Reyes Magos desde la barda Norte de Villa Regina se convirtieron no solo en un clásico para los niños, muchos de los cuales ahora llevan a sus hijos; sino en una impronta propia. Un sello que caracteriza a la ciudad.
Este 2024 los Reyes Magos estarán presentes, pero no realizarán la tradicional bajada.

Es cada anochecer del 5 de enero se genera una magia especial. Que en Villa Regina se acentúa con el aprovechamiento de tener el casco urbano al pie de la barda Norte; desarrollando la tradicional bajada de los Reyes Magos.

Era a caballo, por la bajada Horacio Santángelo, la que años atrás reunía a miles detrás de ese momento único que significaba el arribo de quienes venían a traer regalos y misticismo a los niños.
Fue en los últimos años la Bajada de la Capilla la que se tomó como punto de realización, que en algunas ocasiones empleando variantes como la bajada a rapel u otras expresiones artísticas en el descenso.
Algunas positivas y o otras no tantas. Especialmente las que tienen un lapso largo de tiempo en su realización, que no conjuga con la escasa paciencia de los más pequeños.

Este año, no hay bajada de los Reyes Magos. Un esquema empleado gestiones atrás, en la que se reemplazo por una recorrida en las calles partiendo desde el edificio de Cultura (Barrio Villa Obrera) y desde donde se inició la visita por diversos puntos de la ciudad.

Este 2024 se realizará un evento especial a desarrollarse en el predio de las oficinas de informes Turísticos situada en Florencio Sánchez 817 a partir de las 20:00hs.
El que contará con espectáculos sorpresas, la colaboración de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Villa Regina y el grupo Scout del Perpetuo Socorro.

Sabida es la angustiante economía municipal impide sumar gastos a los existentes. Sin embargo, es el estado de la bajada de la Capilla uno de los motivos de no realizar la tradicional bajada.
Nos preguntamos. ¿Era inviable emplear como en anteriores años el formato a caballo por la bajada Santangelo?

Lo cierto que el contexto nacional, provincial, municipal, crisis económica, reclamos por contratos no renovados, desfinanciamiento y por sobre todo un espíritu alicaído los factores que afectan el todo en el que vivimos. Y la bajada de los Reyes Magos no fue la excepción.