Villa Regina

Un hombre de 29 años reconoció y asumió su responsabilidad, aceptó la calificación legal y la prueba que existe en su contra como autor de varios legajos que tramitan en la fiscalía de Villa Regina, entre ellos el correspondiente al homicidio de Alejandro Torres, ocurrido en mayo del año pasado.
El cierre del caso no fue sino sorpresivo dado que el condenado es el hermano de Emiliano Schonfell, quien fuera detenido por mas de 10 meses por el violento robo ocurrió el 21 de mayo cerca de las 7:30hs. Cuando Alejandro Torres junto a un grupo de amigos caminaba por Guaraní, antes de llegar a la esquina con Martín Fierro.

En la audiencia celebrada entre las partes, es decir: los representantes del Ministerio Público Fiscal de Regina, el defensor penal público que asistió al imputado, las familias de las víctimas, se solicitó, con acuerdo de todos, la pena de 14 años de prisión. Así mismo renunciaron a los plazos procesales, y de esta manera el hombre comenzó a cumplir en ese momento la condena.

De esta manera, el hombre fue condenado por cinco legajos. Uno es el del “homicidio simple y lesiones leves en concurso real” acerca de la muerte de Alejandro Torres. Otro fue por un hecho ocurrido el 29 de enero de 2023 por la calificación legal de “lesiones leves, robo simple y amenazas en concurso real”. El tercer legajo por el que fue condenado el delito sucedió el 27 de noviembre del año pasado y la calificación legal fue “hurto de vehículo dejando en la vía pública”. El cuarto hecho fue el 21 de enero de este año y el delito condenado fue el de “robo agravado por el uso de arma blanca y por causar lesiones graves en concurso real”. Y el quinto por “resistencia a la autoridad y lesiones leves”, por un hecho del 22 de agosto de 2021.

La fiscal del caso argumentó que tuvieron presentes como agravantes: “la seguidilla de hechos que sucedieron durante el año pasado, casi uno tras otro, también la extensión del daño causado, la muerte de Alejandro Torres y las lesiones sufridas por las demás víctimas. No podemos dejar de lado el temor que ha generado no sólo a las víctimas sino también a los testigos de los hechos, la forma de cometerlos siempre fue muy violenta”.

Por su parte, el defensor penal público que asistió al imputado sumó como atenuante la confesión del imputado del hecho en el que falleció Torres. “Se debe valorar su corta edad, que no tiene antecedentes y que sólo cuenta con estudios primarios”, dijo el defensor.

Finalmente, el Tribunal Colegiado interviniente en esta audiencia condenó al hombre a 14 años de prisión que comenzará a cumplir a partir de hoy.