Villa Regina


El presidente del Concejo Deliberante Maximiliano Garré realizó esta mañana una denuncia penal en la Unidad Fiscal Descentralizada de Villa Regina sobre los hechos ocurridos en la sesión del último martes cuando se analizaba el proyecto de ordenanza para crear la tasa vial municipal.

En este marco, se produjeron amenazas y agresiones hacia algunos ediles, según consta en el acta de la denuncia.

En su relato, Garré mencionó que para la sesión se había autorizado a hablar a tres grupos de personas en forma previa, de los cuales dos se iban a expresar sobre el proyecto mencionado, el cual, según indicó, se había acordado su pase a Comisión en Labor Parlamentaria. “El concejal Alvarado se levantó de la mesa para hacer pasar a otras personas, cuestión que no estaba prevista (…) Constantemente arengaban al desorden, y cuando pasamos a tratar el proyecto en cuestión exponía y presionaba a la concejal Paillapi para que emita una opinión en un claro amedrentamiento”, señala.

El momento de los incidentes lo marca el pase del proyecto a Comisión. “Hubo amenazas puntualmente a los concejales del oficialismo y a la concejal Paillapi que es de la oposición”, continúa.

Las personas identificadas como agresores fueron María Inés Giovanini, Roberto Andrenachi y Pablo Hualacan, mientras que otros dos (Gerle y Laponi) producían disturbios y Jacinto Liébana desde arriba de una silla arengaba al disturbio y permitía el ingreso de más gente.