Villa Regina

Un nuevo hecho violento se produjo en el Hospital de Villa Regina con las personas conocidas como “turneros”, quienes ante la negativa de concentrar la totalidad de turnos disponible en estos por personal del nosocomio estos comenzaron a elevar el tono, insultar y amenazar. Generando la convocatoria de personal policial; siendo la presencia de estos el motivador a que se retiraran del lugar.

En la mañana de este viernes, a las 7:10 horas aproximadamente, una trabajadora del hospital de Villa Regina planteo posteriormente en sede policial que en su puesto de trabajo, cumpliendo sus funciones en el fichero del Hospital otorgando turnos para la atención con médicos. Se hacen presente 10 personas aproximadamente, de las cuales desconoce datos siendo estos los conocidos como vendedores de turnos o “turneros” quiénes al momento que se inicia justamente el trabajo de fichaje le manifestó que solo tenía cinco turnos y que no le iban a otorgar todos en razón de que siempre son los primeros que están para fichar impidiendo que otras personas logren alcanzar un turno.

Como consecuencia de esto comenzaron a levantar el tono de voz, insultar, negaron a retirar del lugar sin un turno. Al solicitarle que detengan esta forma de expresarse los amenazaron con que al salir les iban a aprender fuego el lugar, por lo que para resguardar la integridad física de los trabajadores procedieron a cerrar la puerta de acceso a la oficina al fichero. Y se solicitó presencia de policía.
Al arribo de estos se retiraron del lugar, sin que se les hubiera otorgó turno alguno.

En su presentación policial la trabajadora del hospital dejó asentado que esta es una situación normal, de personas que solicitan turno. Los que suelen ser poner al personal en situación de hostigamiento y plantean la necesidad de medidas para poder cesar con esta situación y evitar inconvenientes futuros hacia las personas que trabajan en el fichero del hospital.

Se remarcó por personal del hospital que es usual que no se respeten por estos turneros, que serían todos integrantes de una misma familia, las normas de silencio y respeto de los horarios de descanso mientras en la noche esperan por la apertura del fichero.

Según averiguaciones que se realizaron estos cobrarían entre $3000 y $7000 por turno.