Villa Regina

Hace exactamente un año, los rionegrinos volvíamos a las urnas para elegir gobernador, vice y legisladores provinciales. De esta manera, Río Negro se convertía en una de las primeras provincias en votar en un año atravesado por los comicios a nivel nacional.

También Villa Regina eligió ese domingo sus autoridades municipales: intendente, concejales y miembros del Tribunal de Cuentas.
Diez candidatos compitieron por la intendencia para suceder al Dr. Marcelo Orazi, quien desde hacía tiempo había quedado fuera de juego para ir por la reelección.

La foto de Alberto Weretilneck y Luis Albrieu en noviembre de 2022 en San Carlos de Bariloche fue un anticipo de lo que se confirmó a los pocos meses: Albrieu iba a ser el candidato a intendente en Regina en el proyecto que a nivel provincial encabezó Weretilneck con Juntos Somos Río Negro. En lo local esa alianza se cristalizó en un partido de espíritu vecinal ‘Compromiso con Regina’, un espacio en el que confluyeron no muchos referentes de Juntos a nivel local.

De esta manera, los caminos de dos viejos conocidos de la política volvían a cruzarse después de que se separaran en el 2014, cuando Albrieu manifestara que iba a apoyar la candidatura de Miguel Pichetto a la gobernación en las elecciones del año siguiente.

Para el 2023 Weretilneck vio en Albrieu el indicado para acompañarlo, desestimando la posibilidad de que fuera alguien de las filas de JSRN de Regina quien encabezara la lista a nivel local. Así prefirió optar por un antiguo aliado tras las decepciones que fueron Daniel Fioretti y Orazi.

Sin embargo, Weretilneck no sólo fue en la boleta que en el tramo local tenía a Albrieu, sino que, a partir del Gran Acuerdo Rionegrino, también encabezó la lista que tuvo como candidatos a intendente a Nicolás Porrino (Nos Une Río Negro) y Sergio Barreiro (UCR).

Así llegó el 16 de abril de 2023. Los comicios transcurrieron con normalidad y una vez finalizadas se confirmó que alrededor del 66,5% del padrón electoral.

Pasadas dos horas del cierre de la elección se comenzaron a tener los primeros números, con un recuento que daban una ajustada ventaja de Weretilneck sobre su competidor más cercano, Aníbal Tortoriello. Finalmente, el actual gobernador se impuso con el 42,43%, por más de 17 puntos sobre Tortoriello.

Pese a la victoria, el resultado no fue el esperado. Las encuestas que se manejaban hasta el momento lo daban ganador a Weretilneck por más de 20 puntos.

De esta manera la Legislatura quedó conformada por 7 bloques: Juntos Somos Río Negro (19 legisladores), Propuesta Republicana (10), Nos Une Río Negro (5), Coalición Cívica-ARI (3), Vamos con Todos (5), Primero Río Negro (2) y Unión Cívica Radical (2).

Esta integración del Parlamento rionegrino avizoraba en ese momento que el Ejecutivo iba a tener que recurrir a las negociaciones permanentes con los diferentes bloques, más allá de sus aliados. Es por ello que antes de terminar la gestión de Arabela Carreras se aprobaron leyes importantes para la gestión que iba a comenzar en diciembre.

La actual Legislatura sólo realizó una sesión ordinaria el pasado 14 de marzo, con aprobación de temas importantes enviados por el Ejecutivo provincial con acuerdo de ministros, como la reforma del Código Procesal Penal y del Código Contravencional, y también la modificación del Código de Aguas, para cobrar un canon a las empresas hidroeléctricas por el uso de las aguas del río Negro para la generación de energía.

En cuanto a cómo han transcurrido estos primeros meses de gestión de Weretilneck, el tema Salud ha sido uno de los focos de conflicto. El reclamo de los hospitalarios por recomposición salarial e insumos de trabajo lleva varias semanas y la conformación de la Mesa de Salud, a la que se convocó también a ASSPUR aún no ha tenido un resultado favorable. Esto, más allá que, como dijo el gobernador a InfoRegina: “Para nosotros la discusión está cerrada”.

Mientras tanto, esta semana ASSPUR realizará un paro de 72 horas en los hospitales rionegrinos, y desde el Ministerio de Salud se anunció que se descontarán los días a quienes adhieren a la medida y consideró que se agotaron todas las instancias de diálogo y que pese a los esfuerzos financieros y la voluntad de construir consensos, la escalada de conflicto por parte de los representantes de ASSPUR no cesa.

Mientras atiende las cuestiones locales, Weretilneck ha conformado un bloque junto al resto de los gobernadores patagónicos para hacer frente a lo que consideran una embestida del gobierno del presidente Javier Milei, con merma en los envíos de la coparticipación, quita de fondos y corte de la obra pública, lo que, según el gobernador, impacta fuertemente en las arcas y los proyectos provinciales.

Ahora nos vamos a la cuestión netamente reginense. A fines del 2022 Albrieu parecía ganar con amplio margen la intendencia, expectativa fomentada principalmente por la cuestionada gestión de Orazi. Sin embargo, la irrupción de la lista encabezada por Porrino, como parte del Gran Acuerdo Rionegrino pero también para afianzar la candidatura de Luis Ivancich a la Legislatura, le arrebató a Albrieu una victoria que esperaban fuera muy holgada.

Ganó, si. Pero el porcentaje obtenido le permitió ingresar 4 concejales (la expectativa eran 6), 3 logró Nos Une Río Negro, 2 Cambia Villa Regina (aunque luego se separó: ARI por un lado y PRO por el otro), y 1 Primero Río Negro.

Los acuerdos logrados tras la victoria le permitieron a Compromiso con Regina quedarse con la Presidencia del Concejo en manos de un hombre del riñón de Albrieu: Maximiliano Garré. También se quedó con la Vicepresidencia primera en la figura de Claudia Maidana, la única de las filas de Juntos Somos Río Negro que logró sobrevivir de la anterior gestión. La vicepresidencia segunda quedó para María Eugenia Paillapi, por ahora una aliada.

Albrieu asumió con el objetivo puesto de “sacar al municipio del infierno” y como consecuencia tomó decisiones contundentes, que hemos enumerado en más de una oportunidad.