Villa Regina

Lo manifestó el Intendente de Chichinales Lucas González, quien adelantó que esta posibilidad está en estudio, analizando principalmente la cuestión legal.


El Intendente de Chichinales Lucas González dialogó con InfoRegina Radio sobre las complicaciones que generan en esa localidad el hecho de no contar con el transporte de pasajeros y las gestiones realizadas para revertir la decisión de la empresa Ko Ko.

En este sentido, precisó que “nos empezamos a ocupar del tema hace alrededor de tres semanas cuando empezó a circular el rumor que tanto Chichinales como Valle Azul se iban a quedar sin el servicio. Las primeras gestiones fueron con el área de Transporte de la Provincia, a medida que íbamos teniendo más precisiones sobre la problemática”.

“Para Chichinales el servicio de Ko Ko es esencial, por lo que la primera reacción fue de enojo porque afectaba directamente a nuestros vecinos. Ya en Viedma, cuando nos reunimos con el Secretario de Transporte Juan Ciancaglini tomamos real dimensión de la situación: la quita del subsidio nacional, la presión de la empresa para que el subsidio provincial sea mayor. En este contexto, la Provincia hizo una oferta, entiendo que a la empresa esto no le sirvió y los rehenes fueron los ciudadanos de Chichinales, Valle Azul y Villa Alberdi”, detalló.

Agregó que “entiendo que a partir de estas reuniones y gestiones, la empresa habilitó el servicio pero con un golpe tremendo para la gente por el incremento del boleto, lo cual no es justo”.

Consultado por InfoRegina acerca si en el encuentro con Ciancaglini se analizó la posibilidad de reducir frecuencias en el recorrido, González manifestó que “si, una forma de abaratar costos era esta alternativa. Para Chichinales por ejemplo no se restablecieron todas las frecuencias”.

“Para el bolsillo de la gente la repercusión de este aumento es brutal”, sostuvo. Comentó también que en la tarde del lunes fue recibido por el gobernador Alberto Weretilneck en Cipolleti, donde, entre otros temas, se analizó la situación del transporte.

“Yo estoy del lado de la gente. No quiero que nos pasen por encima. Si Ko Ko no puede brindar más el servicio, hay que buscar otras alternativas para el traslado de nuestros vecinos. Estamos estudiando opciones, analizando en profundidad sobre todo la cuestión legal en cuanto a seguros, habilitación, entre otros. Si hay una posibilidad más económica para la gente es una opción”, finalizó.