Villa Regina

Tras la sesión ordinaria, el Presidente del Concejo Deliberante Maximiliano Garré realizó una evaluación de los temas tratados. “Las ordenanzas importantes que necesitaba el Ejecutivo fueron aprobadas, entre ellas la más sobresaliente es que aprobamos la emergencia del alumbrado público, que vino del Ejecutivo, fue analizado, la Comisión que lo trató le hizo modificaciones por parte del concejal Durán (Rodrigo), fueron aceptadas por el Ejecutivo y se logró la aprobación por mayoría”, manifestó.

“Es una herramienta muy importante, sabemos del estado crítico del alumbrado público y además de la falta de financiamiento que tiene el Municipio para hacer frente a una inversión tan importante para el recambio de luminarias, sumado a la falta de recursos que se destinaban a este tema que provenían de Nación y que hoy no están. Esto implica hacer un esfuerzo entre todos para poder mejorar el sistema”, explicó.

La sesión de ayer (martes 27) se caracterizó por el intenso debate e intercambio de posturas de los ediles por este tema puntual pero además tuvo momentos en el que se evidenciaron desacuerdos entre lo que se había acordado en Parlamentaria en cuanto al tratamiento de ciertos puntos y lo que finalmente se dijo en el recinto.

Esto se dio al momento de tratar el proyecto de ordenanza presentado por la concejal Nancy Ilundayn que declara al 2024 el año del primer centenario de la fundación de Villa Regina y que en Parlamentaria se había determinado su pase a la Comisión de Asuntos Sociales para su tratamiento. Sin embargo, durante su tratamiento, la autora de la iniciativa pidió que sea abordado sobre tablas, lo que generó el rechazo de sus pares.

“Hay bastante desconocimiento sobre el funcionamiento del Concejo, de los aspectos reglamentarios, de los acuerdos a los que se llega en Labor Parlamentaria, que como dije en sesión son para rever. No son aspectos menores, porque en el recinto no se respeta lo que se dijo en Parlamentaria o en Comisión”, reflexionó.

En este sentido, se refirió a lo que se había consensuado en la Comisión de Presupuesto y Hacienda con un solo dictamen sobre la aprobación de la emergencia de alumbrado público. “Hubo acuerdo, consta en actas, pero al momento de firmar el dictamen tanto el concejal Alí como el concejal Alvarado dijeron que no lo iban a firmar. Apelo a la madurez que tiene que primar al ocupar un cargo tan importante como el de concejal. Hay que ocuparse de los temas, aprender de la dinámica del Concejo Deliberante y respetar la palabra”, señaló.