Villa Regina

El Intendente Luis Albrieu participó del primer programa de InfoRegina Radio, oportunidad en la que abordó distintos temas relacionados con las medidas adoptadas en estos primeros dos meses y medio de gestión, sus consecuencias y las acciones a llevar adelante próximamente.


“Todavía estamos en el infierno”, graficó el Intendente al hacer referencia a la situación en la que asumió al frente del Municipio el pasado 12 de diciembre, tras lo cual debió tomar en lo inmediato decisiones determinantes y urgentes. En este contexto, mencionó la no renovación de 110 contratos de empleados municipales, a lo que calificó como “sumamente doloroso”.

“A esas personas las despidió el ex Intendente Orazi cuando las tomó sabiendo que no les iba a poder pagar el sueldo. Orazi fue el que generó el no poder pagar los sueldos. Yo tomé una decisión que se debió tomar mucho tiempo antes. Mi debilidad era mi fortaleza, es decir, si mantenía esos contratos no iba a poder pagar los sueldos, eso era mi debilidad y al mismo tiempo mi fortaleza”, manifestó.

Indicó que “hoy el 70% de los ingresos se destinan al pago de salarios, porcentaje que disminuyó teniendo en cuenta que al asumir se ubicaba en el 90%. Sigue siendo insuficiente por eso el traspaso de obras sanitarias a la órbita provincial es una necesidad”.

Al respecto manifestó que se ha avanzado en ese proceso con el gobierno provincial y adelantó que marzo será un mes determinante. “El Municipio debe renunciar a ser concesionario de los servicios de agua y cloacas y en este camino lo más sensible es la cuestión del personal. Hay un compromiso del gobernador Alberto Weretilneck de que la incidencia sea la menor posible”, adelantó.

Siguiendo con la cuestión salarial, Albrieu confirmó que las paritarias se vienen realizando entre el Ejecutivo y los gremios en forma separada. Adelantó que el próximo ofrecimiento que se realizará será de una suma fija para todas las categorías por igual o con muy poca diferencia. “Lo estamos evaluando pero puedo adelantar que previo al acuerdo daremos un anticipo de sueldo seguramente este fin de semana”, indicó.

Reiteró como ya lo había manifestado en su discurso de apertura de sesiones del Concejo Deliberante el 7 de febrero último que “debíamos optar entre gobernar o investigar”, al mencionar que tras asumir encontró un desorden administrativo producto de “falta de reglas claras”.

“Decidí que primero junto a mi equipo debíamos dedicarnos a gobernar y fue así que desde el primer día nos abocamos a ir resolviendo las situaciones más urgentes”, manifestó.

En este marco, mencionó el proyecto de ordenanza que ya fue elevado al Concejo Deliberante para declarar la emergencia de alumbrado público por el plazo de un año y que se está elaborando uno similar para declarar la emergencia vial. “Pensamos en el invierno cubrir el 100% del alumbrado y la totalidad del bacheo. El cálculo que hicimos indica que necesitamos unos $70 u $80 millones para comprar Rapibach para tapar todos los pozos, después el mantenimiento es más sencillo. En cuanto al alumbrado, hemos cambiado 300 luces en estos dos meses sobre un total de 5000”, explicó.

Por otro lado ratificó que el Municipio pondrá en marcha una campaña intensiva de recuperación de deuda. “Lo podemos y lo tenemos que hacer. Vamos a ir por los deudores, empezando por aquellas deudas que están por prescribir y llegaremos a cobrar a los que menos tienen con algún mecanismo que implementaremos en los próximos meses”, dijo.

“Estamos en el infierno todavía”, reiteró y agregó: “Nos faltan unos dos meses más para salir del infierno y entrar al purgatorio. El pago anual de tasas nos dio un poco de oxígeno, el segundo paso es el traspaso de obras sanitarias que hoy nos genera un déficit de entre $70 y $80 millones”.

Otra de las acciones que se adoptará próximamente está relacionada con el desmalezamiento de los terrenos baldíos, tema al que se le dará un giro a cómo se viene aplicando actualmente. “Al propietario de un terreno baldío le vamos a cobrar una tasa mensual para proceder a desmalezar. Quien no quiera deberá hacer una declaración jurada en el municipio, pero controlaremos y sancionaremos a quien no lo haga”, explicó.

En otro tramo de la entrevista señaló que la 44° edición de la Fiesta Provincial de la Vendimia que se realizará el 9 y 10 de marzo será “muy austera” y que “para el municipio tendrá un costo cero ya que se autofinanciará”.

“La idea es que la gente tenga la posibilidad de tener un esparcimiento en estos tiempos difíciles”, señaló.